viernes, 22 de mayo de 2009

Media naranja

Pasó la función, anoche, con gran concurrencia de público. Nuevamente queremos agradecer a los que participan de la propuesta y sobre todo a los que invitan e insisten a sus amigos y conocidos para que se sumen y cada jueves seamos más.
El cine es una manifestación artística que en su genesis tiene la característica de ser algo compartido: participa mucha gente en producir cine y mucha más gente en asistir. Desde que aparecieron los videos y la gente se quedó más en su casa se perdió esa mística cuasi religiosa de ir al cine, encontrarse con la gente, intercambiar ideas, opiniones.
Eso es lo que queremos recuperar, porque esos son los lugares en donde se decide el compromiso por construir, juntos, como tiene que ser, nuestro mundo. El mundo que compartimos cada día, nuestra ciudad. Donde nos vemos las caras los que nos vemos las caras todos los días en otros ámbitos.
Los que crecimos en la época de quedarnos en casa, en la época de la comodidad, aprendimos que desde casa nos podemos quejar por todo y no comprometernos con nada. Aprendimos que podíamos decir "todos los políticos son..." sin miedo a que nos vengan a buscar, porque "esa época" ya había terminado. No sabíamos (no podíamos saber) de la importancia que tiene generar puntos de encuentro, espacios de debate, de intercambio de palabras.
Estamos convencidos que este tipo de actividades no sólo son necesarias, son fundantes de una nueva sociedad, un nuevo mundo que se hace acá, en la ciudad que elegimos para vivir y dormir.
Los saludos a todos
N.M.

2 comentarios:

Felipe dijo...

Buenas y santas... Como sé que a veces uno piensa que termina hablándole a la pared por este medio, quería aprovechar y matar dos pájaros de un tiro, contándoles que ayer salí de ver por vaya-uno-a-saber-qué-número-de-veces la película y siento que tras escuchar el debate aprendí a verla de una manera distinta. Seguro que a la brevedad estaremos allí nuevamente para re-inventar como espectadores alguna otra peli...

Mis felicitaciones a los organizadores. Buen fin de semana.

Clara González Bolognesi dijo...

"Sin duda, el arte a veces nos muestra que posee un lado oscuro, no por ello menos exquisito. Considero que lo siniestro no es la cara opuesta de la belleza, es otro más de sus atributos.
He superado, decía, la edad para ver el film por más del doble y aún así me impactaron fuertemente ciertos fragmentos cuyo título ahora sí puedo comprender: El individuo diluido como engranaje del mecanismo social que ha de ceder a su capacidad de elegir para intentar la aceptación del medio que lo circunda..."
Como no pienso que le hablo a la pared, sino a vos mi estimado lector ignoto, te invito a que continúes leyendo mis impresiones sobre La naranja mecánica, el film del jueves pasado en mi blog.
Firma: Tu siempre incondicional media naranja.